Blog

La botella medio llena siempre es mejor

Siempre he tenido la creencia infundada de que , al día, sólo puedes tener un momento de buena suerte, y que si algo te sale bien, olvídate del resto de cosas e inténtalo otro día porque el cupo de buena suerte de ese día ya está cubierto.
¿Por qué he tenido este pensamiento? Pues imagino, que porque en esos días en que todo te sale, mal no, fatal, a la mínima que ocurre algo bueno, te alegras porque piensas: ya tardaba en llegar mi cupo de buena suerte de hoy.
Es una manera como otra cualquiera de afrontar los días con optimismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.